Acorde
Moraira 2005

El mar de fondo matiza a oleadas el bosque con notas de cobalto: cielo, agua, tierra, atmósfera y madera se enlazan visualmente en azules al ritmo que crean lineas verticales que, en su anárquico recorrido enlazan de forma aparente los elementos del paisaje y los conjuga de manera que forman un entrelazado visual, diluyendo u espesando los contornos de cada uno amalgamados por medio del color. Una nota, un acento, una modulación, un punto de inflexión que resalta un aspecto del paisaje y se une de modo simbiótico con él.